Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2010.

Nico Pedante, crítico de cine

Ayer noche, en la Biennale de Venecia, se estrenó fuera de concurso la última película del cineasta iraní Reza Nekounam, "Las semillas del cambio", ataque frontal contra el régimen iraní, que le ha costado el exilio y el anatema de las autoridades de su país.

A pesar de no llegar a la treintena, el guionista y director ha alcanzado la madurez con esta obra, en la que destaca su tensión narrativa y el lirismo de todos sus personajes. La historia transcurre en una aldea aislada del norte del país, cercana al mar Caspio, donde una niña lucha por comprender el mundo que le rodea con la mirada tierna y el alma pura de la infancia. 

Excepcional trabajo de Shirin Ahmed, la actriz que encarna a la niña de cinco años protagonista del film, confirmando que la actuación es en muchas ocasiones un don innato, un estado de ánimo, una forma de comunicación que emerge de las profundidades del actor o actriz en oleadas de sentimientos que la cámara capta en su esencia para luego ser reinterpretados por la maestría del director que, a través de una sobrecogedora fotografía y una iluminación arriesgada y exquisita, confiere al personaje un halo de divinidad epatante. 

Mención aparte merece la música de la película, que acompaña a la historia armónicamente, hasta hacerse inseparables, transmitiendo una sensibilidad onírica al entusiasmado espectador, que recibe cualquier nuevo plano con los ojos tan abiertos como encharcados de emoción, entregado desde el inicio a la deliciosa historia que vivirá en los siguientes 140 minutos.

La sutileza de los diálogos, el juego continuo de hipérboles, las indisimuladas metáforas con la realidad política actual, la delicadeza del movimiento de la cámara, pausado pero decidido, la belleza descarnada del mensaje subyacente; todo ello y otros muchos pequeños detalles hacen de "Las semillas del cambio" una obra maestra, que permanecerá indeleble en las retinas de los afortunados espectadores que la vean y, sin duda, en las listas de las mejores películas de la historia.

Poder verla ha sido un regalo; perdérsela un pecado. Reza Nekounam ya figura entre los grandes, sin lugar a dudas.

 


pezón

corona del pecho, rey de la teta, chupete del bebé, bonita culminación. Tímido y huidizo bajo la sombra, desafiante y guasón ante el frío y la excitación.

No hay comentarios. Comentar. Más...



uña

culpa de los dedos, que se endurece ante la vergüenza de sus pecados. Se pintan para disimular su comisión o se muerden para eliminar su rastro. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Rik Mayall

20101101220922-rik-mayall-2.jpg

Cómico inglés, autor de alguna de las series de humor más desternillantes que he visto jamás. 

Ha participado como actor y/o guionista en varias series y películas desde inicios de los 80. Quizá la más popular es "The young ones" (Els joves), que escribió junto a su amigo y colega de profesión Adrian Edmonson, y en la que ambos actuaban. Personalmente, nunca me gustó demasiado esta serie.

Harina de otro costal es "Bottom" (La pareja basura), que escribió y protagonizó con Adrian Edmonson también. Rik hace el papel de Richard Richard, un tipejo paronoico, miedica, acomplejado por su virginidad a los veintitantos y completamente ridículo. Adrian se mete en el papel de Eddie Hitler, un joven desempleado, alcohólico y completamente estúpido. Son tan hilarantes los sketches de todos sus capítulos, que en ocasiones me han doblado de dolor por la risa. Si mal no recuerdo consta de 18 capítulos. Creo que los habré visto todos ellos no menos de cinco veces. Su humor es sucio, cutre, surrealista, irreverente, misógino, políticamente incorrecto, pero descojonante. La ambientación de la serie acompaña perfectamente al guión: los decorados dan asco, los personajes también. Sobre todo, Richie (Rik Mayall): la cara de loco con los ojos exageradamente abiertos, la boca en desagradable mueca continua, el pelo grasiento, el resto del cuerpo sudoroso, los calzoncillos por encima de la camisa sobresaliendo a su vez un palmo por encima del pantalón. Una estampa absolutamente repugnante. Sin embargo, las toneladas de risas que me han regalado me han hecho deudor para siempre de esta pareja basura.

Igualmente brillante y también hilarante es la serie "The new statesman", en la que Rik encarna a un diputado conservador británico (Allan B’stard) sin principios, corrupto, medrador, cínico, locuaz, mentiroso, déspota, mujeriego y con un problema de eyaculación precoz gravísimo. Si bien el tipo de humor es similar, a diferencia de Bottom, la ambientación y los personajes son más creíbles, más cercanos, más reales. La relación con su asistente (Piers Fletcher Dervish) es alucinante, lo trata como al peor de los lacayos. Sus discursos políticos son oportunistas, tramposos, cambiantes. La relación con su mujer interesada e hipócrita. En definitiva, es un ser despreciable al que odiar fervientemente, a pesar de lo cual consigue arrancar una sucesión de carcajadas impagables.

Otra serie en la que apareció, aunque en un papel menor, fue "The black adder" (L’escurçó negre), otra cumbre del humor británico, en esta ocasión de Rowan Atkinson (Mr. Bean).

No sé absolutamente nada de la vida de Rik Mayall, más allá de su vertiente de cómico irreverente, especialmente en "Bottom" y "The new statesman". Aún así siento una profunda admiración por él, ya que me ha hecho reír tantísimo y he envidiado tantas veces ponerme en la piel de sus personajes (Richard Richard y Allan B’stard), que aunque me aseguren que es el asesino más despiadado de la historia, enviaré un mensaje de texto a Scotland Yard diciendo "Free Rik".

¡Gracias, gracias, gracias, Rik!


AC Milan - Real Madrid. 2-2 (San Siro, 3 de noviembre)

Imperdonable descuido del Real Madrid. Oportunidad desperdiciada de machacar al equipo italiano, un grande venido a menos, y mostrar a toda Europa que este año va por fin en serio, que es un firme candidato a ganar la Champions.

Dominio absoluto del equipo blanco en la primera mitad con un aluvión de oportunidades - 13 disparos en 45 minutos - y apenas un par de ocasiones de Ibrahimovic, un proyecto de gran jugador que nunca lo ha sido ni lo será.

En el último minuto del primer tiempo, buena recuperación de Sergio Ramos y sutil asistencia de Di Maria a Higuaín, que ajusta al palo su remate consiguiendo el primer gol. Descanso y partido encarrilado.

Durante los primeros quince minutos de la segunda parte más de lo mismo: dominio absoluto del Madrid ante un Milan que deambula por el campo caminando cansinamente.

Entra Inzaghi en el campo y revoluciona el partido. Preocupante para el Madrid que una rata del fútbol con 37 tacos de almanaque le dé la vuelta al marcador. El primero tras un penoso y grosero fallo de Pepe, un habitual de los fallos graves. Es tan exuberante el defensa portugués del Madrid, que sus fallos también lo son. El segundo tras un clamoroso fuera de juego no señalado y un buen remate de pillo, anticipado la salida de Iker por bajo.

El equipo blanco no puede desaparecer de este modo en un partido de esta importancia, a pesar de la suerte y las marrullerías del rival. Se ha de aniquilar al contrario cuando se puede, destrozarlo, no dejar que asome la cabeza y si lo hace patearla. 

Afortunadamente, en el descuento un buen pase interior de Benzema lo aprovecha Pedro León para marcar el empate definitivo, un resultado más justo, pero totalmente insuficiente para los méritos globales del Madrid, aunque un buen toque de atención para su apagón de la segunda parte.

Vaso medio vacío: la pérdida de control de un partido completamente dominado. El propio Madrid resucita al Milan con sus fallos individuales y su displicencia contagiada.

Vaso medio lleno: sigue invicto esta temporada, está clasificado para octavos y tiene el primer puesto del grupo casi asegurado.



corbata

elegante soga, heredera del ridículo babero. Usada por novios, asalariados y capullos. Hacer el nudo supone un reto tan difícil como exasperante.

No hay comentarios. Comentar. Más...

mueca

indiscreta chivata del pensamiento, que revela la verdad que ocultan las palabras.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El hombre efervescente

Pherb Maldon padecía una curiosa rareza desde que nació: entraba en efervescencia en contacto con cualquier sustancia líquida. Dicen que su madre rompió aguas con gas poco antes del parto.

De pequeño vivió acomplejado y aislado del resto de niños. Tuvo que aguantar innumerables burlas y travesuras de sus compañeros de clase. Le echaban agua para que empezase a agitarse y hacer "chup-chup". Pherb intentaba esconderse, pero los malvados niños le acosaban y le gritaban "¡pringado! ¡niño chup-chup! ¡couldina!"

Fue creciendo solitario y huidizo. Debía tener un autocontrol extraordinario sobre sus sentimientos, ya que si se emocionaba y sus ojos se encharcaban de alegría o de tristeza, estos empezaban a burbujear y a deshacerse.

Tampoco podía disfrutar de ninguna chica porque la humedad del deseo provocaba la efervescencia de su sexo y la humillante escena consiguiente.

Amaba la lluvia al tiempo que la temía. Soñaba con sentir caer sus gotas sobre su cuerpo desnudo, alzar las brazos y abrir las palmas de sus manos para asirlas lascivamente. Desafortunadamente, debía limitarse a imaginarla a través de la ventana.

Tampoco podía hablar. En cuanto iniciaba una frase, su boca se llenaba de saliva y empezaba a bullir chispeante, haciendo de su habla algo tan ininteligible como ridículo.

Aprendió a vivir contenido, encerrado en sí mismo, alejado del mundo. No dejaba de pensar cómo superar su problema. Experimentó infinidad de remedios para curarse sin éxito alguno. Hasta que un día se le ocurrió una idea brillante: él había sido gestado en la placenta de su madre en un entorno líquido sin que le ocurriese nada malo. Por lo tanto, el origen de su efervescencia a lo mejor no estaba únicamente en los líquidos, sino en su combinación con otros medios. Sin dudarlo un instante, salió de casa y se fue corriendo hacia el mar. Una vez en el malecón, miró hacia atrás, esbozó una enorme sonrisa, y se lanzó a la incertidumbre. 

Y en el mar sigue, viajando libre, emocionándose sin rubor ante las bellezas de los lugares que descubre, hablando con marineros y delfines, amando a sirenas y disfrutando de lluvias torrenciales mecido por las olas que le acompañan en su asombrosa aventura.

La leyenda cuenta que durante las peores tormentas Pherb acude en ayuda de los desesperados náufragos y los acompaña hasta la orilla, dejándolos sanos y salvos sobre la arena con un montoncito de sal a su lado como firma de su autoría y testimonio de su existencia. Por eso hay un tipo de sal, uno muy especial y sabroso, que lleva el nombre de maldon en su honor.

No hay comentarios. Comentar. Más...

destino

estación término de un viaje en el que tú escoges el tipo de transporte, compras el billete, decides el itinerario y las estaciones intermedias, y eliges a tus compañeros de viaje. A veces se cruza el azar, pero éste no es más que otro compañero de viaje; en ocasiones molesto y traicionero, y en otras agradable y propiciatorio.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

espejo

gemelo atónito que te da perezoso los buenos días y cansado las buenas noches. Conforme pasa el tiempo, se tensa la relación y dejas de mirarlo fijamente por miedo a su reflejo. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Real Madrid - Atlético. 2-0 (Santiago Bernabéu, 7 de noviembre)

Duelo resuelto demasiado pronto. El Madrid apenas ha necesitado los primeros 20 minutos, en los que ha arrollado a su rival, para sentenciar el partido con dos goles. El primero tras aprovechar la buena presión en campo contrario del equipo, anotado por Ricardo Carvalho. Sintomático que un defensa central se adentre en el área rival a los trece minutos de partido. El Madrid es un equipo ambicioso. Sin duda el mérito es de su entrenador. El segundo tanto llega de falta: lanzamiento desde un costado del área de Ozil que se cuela manso con la aquiescencia del portero atlético. 

Reacción notable del Atlético que se adueña del balón y genera peligro en la portería blanca. Un penalti no señalado a favor del Atlético después de una clara ocasión marca el cambio de tendencia en el partido.

La segunda parte muestra a un Atlético con ganas, pero sin plan; y a un Madrid convencido de su superioridad a la espera de cazar el tercero en un contraataque. Demasiado funcionarial la actuación del equipo merengue. Contenido, seguro de sí mismo, aunque sin la pasión desatada del inicio del partido. Adormece el juego a su antojo, lo controla, lo mece hasta consumirlo por completo, pero pierde interés, se torna aburrido, tranquilo, predecible. Una pena. Se adivinaba un partido intenso, que ha acabado sin más historia que la irrefutable estadística reciente, que desnuda el complejo de inferioridad del equipo colchonero y la suficiencia del equipo blanco.

Lo más destacable de este periodo las dos voleas que se estrellan en sendos palos dibujadas por Higuaín y Forlán. Precioso gesto técnico, ejecutado con precisión y violencia que se estampa contra los límites de la portería.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

isla

lágrima de tierra que esconde sus tesoros y secretos rodeada de mar. Refugio soñado por piratas, náufragos y viajeros de la imaginación. Paraíso deseado con tantas ganas que brota del mar hasta hacerse realidad. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Evgenia Ginzburg, admirable y pudorosa

20101107180750-evgenia-ginzbug.jpg

Evgenia Ginzburg, en su escalofriante libro "El vértigo" (en realidad, son dos libros en uno: El vértigo y El cielo de Siberia), relata su visita al infierno del gulag en tiempos de Stalin. A diferencia del celebérrimo "Archipiélago Gulag" de Solzhenitsyn, su testimonio destila un lirismo que sobrecoge, ya que a pesar de ser extraordinariamente escrupulosa con todos los detalles, personas y lugares que aparecen, al igual que Solzhenitsyn, su historia es más íntima y profunda. 

Detalla profusamente su experiencia en las profundidades del abismo estalinista, desde su expulsión del partido comunista y su detención en las arbitrarias purgas de 1937, hasta su liberación más de quince años después.

Más allá del increíble testimonio de una vida truncada y marcada para siempre por el horror al que algunos seres humanos someten a otros de sus congéneres, lo que emociona de su libro autobiográfico es el pudor y la delicadeza con la que trata de salvar su dignidad. 

Hay un episodio, al final de su etapa en el gulag, cuando se encuentra en una aislada cabaña de la tundra siberiana en compañía de otros presos, que muestra perfectamente cómo afrontó la autora su relato, pero sobre todo cómo intentó que todo lo vivido y sufrido no marcara para siempre su vida llenándola de culpa y vergüenza. Una noche gélida y silenciosa, típica de Siberia, todos sus compañeros de cautiverio se emborracharon y embrutecieron hasta acabar violándola. No obstante, Evgenia nos cuenta toda la escena hasta el instante inmediatamente anterior a la salvaje agresión, que consigue salvar milagrosamente ella y el afligido lector gracias a la imposible bondad de uno de los hombres.

Obviamente, se produjo el asalto y la humillación a la dignidad de esta admirable mujer, pero ella nos lo ahorra y, sobre todo, se lo ahorra a sí misma y a sus seres amados en un gesto de restauración de su dignidad tan valiente como bonito. En lugar de refocilarse en las desgracias vividas, de asumir el papel de víctima mancillada, Evgenia Ginzburg tiene el coraje de afrontar la verdad de su vida con una pátina de pudor, que sin duda debió ayudarle a restituir su memoria y a aligerar sus recuerdos de terribles sucesos.

Su libro fue publicado en Occidente en 1967 antes de su muerte, pero no vio la luz en su Rusia natal hasta después de su desaparición, para desgracia suya, ya que deseó fervientemente que sus compatriotas conocieran su historia y la de otros muchos desdichados con igual o peor destino. Únicamente circuló de forma clandestina en copias artesanales, que se pasaban de mano en mano ante el temor de ser descubiertos.


chuletón

Triunfo del hombre sobre el animal. Triunfo de la gula sobre la virtud. Triunfo de la pecaminosa carnalidad sobre el afectado vegetarianismo.

No hay comentarios. Comentar. Más...

“Assertiveness in successful companies”, seminarios para directivos

Se trata de una formación para directivos de empresa, especialmente enfocada para los mandos medios.

El formador es el gurú de la organización empresarial, consejero de numerosas empresas públicas y privadas, Raimundo Hijopútez. 

Centra su clase magistral en el discurso monolítico y alineado cien por cien con la empresa que debe mantener en cualquier situación un directivo. Retrata al subordinado como a un boicoteador de la paz laboral y da algunas pistas sobre cómo neutralizarlo con un discurso asertivo:

“Bien, hablemos…A-ha, de acuerdo, éste es tu punto de vista, pero seguro que lo cambiarías si dispusieses de toda la información que poseo yo. Perfecto, busquemos una solución consensuada…A ver, por ahora vamos a hacer lo que la empresa nos pide y transcurrido un tiempo me comentas qué tal te va. Entonces, una vez identificados claramente los problemas, podré ayudarte. Piensa que ahora es pronto para hacer lo que tú dices…Sí, bien, agradezco tu comprensión…Perfecto, es justo lo que necesitamos. Valoro mucho tu punto de vista, ha resultado muy interesante. Deberíamos mantener este intercambio de impresiones más a menudo, es extraordinariamente enriquecedor. Gracias”. 

Raimundo remarca la importancia de no dejar hablar al subordinado. El discurso del directivo debe imponerse, si bien su tono ha de ser pausado y cordial. Cuanto menos se lo crea el directivo, más sencillo le resultará adoptar el tono adecuado. Un subordinado que recibe un no rotundo por respuesta puede quedar descontento o, aún peor, acudir al responsable superior puenteando la cadena de mando. Y esto es lo peor que le puede ocurrir a un directivo: jamás puede llegar a los oídos de su jefe el más mínimo problema de alguno de sus subordinados. Es lo último que quiere oír y, por consiguiente, ya puede olvidarse de su promoción y/o aumento de sueldo.

Por último, Raimundo Hijopútez enuncia las 4 reglas básicas de un directivo exitoso:

  1. Jamás compartas información.
  2. Nunca digas no a tu jefe, aprieta a tus subordinados para conseguirlo.
  3. Boicotea el trabajo del resto de mandos que están a tu mismo nivel.
  4. Impide que tus subordinados sean visibles a tus jefes. Podrían decidir sustituirte por uno de ellos.

Raimundo acaba su formación pidiendo la participación de los asistentes con una reveladora arenga jaculatoria:

Raimundo: ¿Qué son los subordinados? ¡Im, im..!

Asistentes al unísono: ¡¡¡Béciles!!!


interjección

puta del lenguaje. Descarada y chillona. Apasionada y visceral. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

pelota

lisonjero impostado, adulador interesado. Débil mental que intenta ocultar su mediocridad ante el poderoso con falsos halagos. Íntimamente relacionado con el chivato. Surge a muy temprana edad y no tiene cura. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Paul Newman

20101109225328-paul-newman.jpg

¿A quién me gustaría parecerme físicamente? A Paul Newman. Y si me lo preguntasen mil veces, mil veces respondería Paul Newman. ¡Qué hombre más guapo! No he visto nunca a otro tan guapo como al actor de los tremendos ojos azules. Ni Pitts, ni Clooneys, ni Depps le llegan a la suela de los zapatos. Únicamente Marlon Brando puede compararse en belleza con él, pero cansa, harta, empalaga. En cambio, la de Newman no. 

Es curioso, no me pasa lo mismo con las mujeres. Hay muchas que me parecen bellas. La propia mujer de Paul Newman, Joanne Woodward, era un bellezón espectacular. Sin embargo, no tengo una favorita, una que considere la más guapa de todas las mujeres. 

Más allá de cuestiones estéticas de las que por cierto no tiene ningún mérito, Paul Newman fue un grandísimo actor, que me ha emocionado en infinidad de películas. Quizás dos de mis favoritas sean "Marcado por el odio", en la que interpreta la vida del boxeador Rocky Graziano, un maleante impulsivo y simplón que se convierte en campeón del mundo; y "El golpe", en la que la escena de la partida de póquer en el tren con Doyle Lonnegan (interpretado por Robert Shaw) es tan genial y divertida que podría verla centenares de veces causándome la misma risa. 

Además de su éxito en el celuloide, probó con suerte las carreras de coches obteniendo numerosas victorias en EEUU y medio de chiripa obtuvo un increíble éxito comercial con una salsa para aliñar ensaladas (Newman's own), que después se convirtió en una aventura empresarial trufada de millones de dólares, que destinó a obras sociales, más concretamente a campamentos para niños gravemente enfermos.

Realmente, es un tipo para admirar por muchos motivos. Y uno más es lo bien que envejeció, manteniéndose digno y atractivo hasta su muerte, llevando una vida discreta y ordenada, sin estridencias. Que los feos envejezcan sin aspavientos no tiene ningún mérito, siempre han sido feos; pero que los guapos lo hagan dignamente tiene mucho mérito, ya que aquello que fueron se marchita inexorablemente. Por eso yo estoy tan preocupado por envejecer. No duele ser guapo, como decía la canción, sino ver desaparecer tu guapura poco a poco con el paso del tiempo.

 


enciclopedia

antiguo Google. Compendio de información ordenada alfabéticamente que aburre e interesa a partes iguales. Entretenimiento de repelentes y curiosos. Empieza por la animosa A y acaba con una sucesión de somnolientas ZZZZZZ.

No hay comentarios. Comentar. Más...

postre

última parte de la comida, la más golosa, la que se come sin apetito con el único objeto de pecar disfrutando de su cremosidad, dulzura y suavidad. Se acostumbra a abordar con cucharilla, aunque se desee comer con la manos. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Pánico en el lago: insólitos corsarios

Hallábanse un grupo de patos en la orilla del lago. Unos pertrechados con cuerdas y bolsas, otro arrastrando su culo sobre la arena y uno más, el capitán Drake, dando órdenes sin parar. Todos ellos llevaban pinturas de guerra y una cinta verde tatuada al cuello que identificaba al grupo: los corsarios del lago.

Al atardecer se metían en el agua en formación de a tres y nadaban sigilosamente en busca de su objetivo. Una vez avistado, todo el grupo excepto uno se sumergía y buceaba hasta la barquita en la que paseaba una joven pareja distraída entre besos y caricias. 

Cuando estaban al lado de la barca, el pato que nadaba por la superficie, que era el que había estado frotando su culo sobre la arena unos minutos antes, agitaba el plumaje de su parte posterior levantando una nube de polvo que actuaba a modo de niebla y camuflaje perfecto. El resto emergía al unísono del agua trepando por los remos hasta el interior de la barca. Una vez dentro, ataban a la pareja rápidamente rodeándola con las cuerdas, dejándoles tan estupefactos como inmóviles. 

La segunda unidad de los corsarios del lago, la de las bolsas, aparecía en ese momento registrando las cestas de picnic, las mochilas y los bolsos con una destreza y rapidez extraordinariamente profesionales. Al grito de "¡Cuápido, cuápido!", el capitán Drake animaba a sus bucaneros a que la operación se realizase en el menor tiempo obteniendo el mayor botín posible.

Tras abandonar la barca dejando a la pareja maniatada y a la deriva, volvían al refugio de la orilla con las viandas robadas para ofrecérselas a la reina oca isabel, que las repartía arbitrariamente entre los distintos patos, quedándose ella gran parte del botín y ofreciendo al capitán Drake una generosa parte.

No hay comentarios. Comentar. Más...

S. de Gijón - Real Madrid. 0 - 1 (El Molinón, 14 de noviembre)

Partido tostón, sin apenas oportunidades. Demasiado tenso desde el principio por culpa del equipo local, que estuvo toda la semana calentándolo. El Madrid fue madurándolo poco a poco, obteniendo el gol del triunfo casi al final gracias al oportunismo de Higuaín después de un buen remate de cabeza de Benzema.

El Sporting estuvo demasiado preocupado de mantener un ambiente sobreexcitado durante todo el partido, sin groserías, pero bronco, pesado, de pierna dura. El equipo visitante no rehuyó el choque. Se está endureciendo el equipo de Mourinho conforme pasan los partidos. Gana partidos fáciles de forma exuberante, y también los duros de resultado corto con oficio y entrega.

La aparición de Benzema en la segunda mitad aportó mordiente en el ataque blanco, aunque debe aportar más, mucho más. Costó un dineral, ya ha transcurrido un año desde su fichaje y apenas se le han visto cuatro detalles. Su último tren está pasando por delante. Parece que está corriendo para evitar perderlo, pero ha de apretar más y saltar sobre el tren si no quiere que se le escape definitivamente.

Una mención especial merece Iker Casillas. Ese tipo que ha levantado una Eurocopa y un Mundial como capitán de la selección española. Realizó un paradón impresionante que evitó el empate del Sporting. Una intervención de reflejos, de concentración máxima tras haber estado todo el partido vegetando. Una parada reservada al mejor portero del mundo.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Real Madrid - Athletic de Bilbao. 5 - 1 (Santiago Bernabéu, 20 de noviembre)

Castigo excesivo a un equipo que planteó un buen partido, sobre todo, en la primera mitad. Al minuto de juego el Athletic ya avisó de lo que iba a suceder mediante una bonita jugada de Fernando Llorente, que se exhibió durante los primeros cuarenta y cinco minutos de partido, ridiculizando a la pareja de centrales blancos (Pepe y Carvalho). Si a alguien le quedaban dudas, el riojano está para ser fichado por el Madrid. Lo tiene todo: corpulencia que le permite bajar melones y jugarlos con delicadeza, técnica que le permite deshacerse de rivales con facilidad y, sobre todo, gol, muchas variedades de gol. El del honor de su equipo lo anotó él.

El Madrid no salió arrollador como estaba acostumbrado los últimos partidos. Parecía pensar más en el siguiente partido ante el Barcelona que en el que estaban jugando. Funcionó a fogonazos, rápidos y letales contraataques que desarbolaron la frágil defensa bilbaína. Sus delanteros son tan peligrosos con espacios, que organizan la de San Quintín a la más mínima oportunidad gracias a su velocidad. El segundo gol, tras un corner lanzado por el Athletic, habla tan bien del equipo merengue como mal del bilbaíno. Tres flechas - Higuaín, Ronaldo y Di María - propulsadas por el certero lanzero Özil. ¡Qué bien mezcla la pausa del turco-alemán con la voracidad de los tres delanteros blancos!

Entre el primer gol de Higuaín, conseguido con oficio de delantero, y el segundo, Casillas realizó dos paradones a lanzamientos de Susaeta y Llorente, que ayudaron a que la noche fluyera con placidez.

El Madrid se siente a gusto cuando se toca a rebato y todos sus hombres entran en combustión. A veces juegan mejor al sprint, con la arrebatadora voracidad atacante en el entrecejo, que elaborando el juego en el medio campo. Se presenta muy interesante la batalla del Camp Nou la próxima jornada. Dos estilos de juego radicalmente distintos en su mejor versión. A ver qué apuesta futbolística sale ganadora.

El equipo visitante entró en la segunda mitad con las mismas intenciones que la primera, pero pronto se desactivó por culpa de un inocente penalti cometido por Susaeta, que transformó un inesperado lanzador: Sergio Ramos.

A partir del tercer gol, partido cuesta abajo y dos muescas más en el revólver de Cristiano Ronaldo: la primera de un obús a lanzamiento directo de falta que se traga de forma lamentable Iraizoz y la segunda de penalti. Y van quince goles del arrogante luso. ¿A quién le importa su chulería?

No hay comentarios. Comentar. Más...

atlas

entretenido libro que te permite viajar con el dedo y aprender un montón de datos tan absurdos como interesantes.

 


insulto

certera descripción despojada de amaneramientos, hipocresías y medias verdades, que se usa mucho menos de lo deseado.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Luis Sánchez Polack (Tip)

20101125004725-tip.jpg

El más genial humorista español. Surrealista, de ingenio desbordante, espontáneo, castizo, descojonante...

Empezó formando la pareja Tip y Top en programas de radio, teatros y locales varios en los cincuenta. A partir de finales de los sesenta cambió de pareja, formando el exitoso dúo con José Luis Coll, Tip y Coll. Los primeros me quedan muy lejos y los segundos nunca me gustaron demasiado porque Coll nunca me hizo ni puta gracia. Trabajaron en numerosos programas de televisión. En algunos de ellos fueron censurados y de otros fueron directamente echados. Muy buena señal, sobre todo, porque todo ello sucedió a partir de 1975. 

Su última etapa destaca por su participación en el programa de radio de Luis del Olmo, en el bloque semanal "El estado de la nación", donde compartía micrófono con el propio Luis del Olmo, Chumy Chúmez, Antonio Ozores y Alfonso Ussía. Ninguno de ellos le llegaba a la suela de los zapatos, pero todos ellos le profesaban una admiración infinita. Aplaudí con multitud de carcajadas todas sus participaciones, incluso aquellas en las que meaba fuera de tiesto como cuando soltó en directo: "Luis, me voy a cagar". 

Sus piezas "Santos varones", donde mezclaba el surrealismo más absurdo con su natural inclinación hacia una ternura infantil y su tremenda imaginación con enormes dosis de ingenio, son obras maestras del humor.

Recuerdo que cuando murió me entristecí. Evidentemente no le conocía de nada, pero le admiraba profundamente. Creo que me entró una pena egoísta porque sabía que había desaparecido un ejemplar único. Poseía un estilo tan personal, en cierto modo de otra época, que no he visto nunca a nadie mínimamente parecido.

Si me concedieran tres deseos, como en los cuentos, uno de ellos - no sé si el primero - sería darme una vuelta por esa mente privilegiada para el humor. No pediría tener su increíble ingenio, me moriría de la risa. Me bastaría con darme un paseo por sus pensamientos durante un día. 


rutina

día de la marmota, pero en lugar de pasarlo con Bill Murray se pasa con uno mismo: mucho más aburrido.


sangre

triste morcilla líquida, sin arroz ni cebolla, de color rojo en humanos y azul en pitufos. Se derrama demasiado y casi nunca de quien lo merece.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

banco

polisémico antes de la crisis, metafórico durante la crisis.

No hay comentarios. Comentar. Más...

oreja

sumisa novia del despertador que te jode todas las mañanas. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

dios

comodín de la ignorancia. Amigo invisible de indulgencia ilimitada y consuelo fácil.

No hay comentarios. Comentar. Más...

balón

rueda en 3D. Por consiguiente, el mejor invento de la Historia. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Barbacoa entre filósofos

La universidad de Berkeley celebra anualmente un encuentro entre filósofos de diferentes tendencias, que participan en seminarios y mesas de debate a lo largo de una semana. El último acto, tras el discurso de cierre del rector, es una barbacoa informal en la que ponentes, profesores, alumnos e invitados comparten una tarde en los jardines de la universidad.

Alrededor de las brasas un grupo de filósofos departe sobre el destino de la hamburguesa que acaba de ser puesta sobre la parrilla.

Santo Tomás abre el fuego espetando a sus colegas: "Esta hamburguesa es obra de Dios, como todo lo demás que nos rodea".

Hegel, airado, le responde bruscamente: "La hamburguesa ha muerto, como Dios".

"No han muerto, los hemos matado", apostilla Nietzsche.

Spinoza intenta mediar en la discusión afirmando lo siguiente: "la hamburguesa no es más que un ejemplo de la sustancia divina infinita. Este pedazo de carne existe y desaparecerá en cuanto nos lo comamos porque su naturaleza es finita, pero Dios, su creador último, seguirá existiendo pase lo que pase con la hamburguesa".

Con el fin de rebajar la tensión, Hume dice socarronamente: "Todos sabéis que soy ateo, así que no seré yo quien diga que esta hamburguesa es obra de Dios. Ahora bien, si esta carne no es fruto del trabajo del hombre, sólo Dios puede ser el responsable".

"Tú nunca te defines claramente. Dices una cosa y después otra diferente. Yo creo que la hamburguesa es buena por naturaleza, es la parrilla la que la echa a perder", suelta Rousseau entre risotadas, aprovechando para recordar viejas rencillas con Hume.

Heidegger, asqueado por el rumbo que adopta la conversación, grita a los demás: "Os equivocáis de enfoque. No es la hamburguesa ni Dios lo trascendental en esta discusión, sino el hombre que se come esa hamburguesa: el ser y su dimensión temporal".

De repente, un hombre ajeno a la discusión se acerca a la parrilla, pasando por en medio del grupo de filósofos, coge la hamburguesa con la mano y se la zampa de un bocado. 

"¿Qué haces, imbécil?" - increpan todos al unísono.

"Comerme la hamburguesa. Esto es una barbacoa y tengo hambre" - dice sorprendido el espontáneo hambriento.

"¿Y quién eres tú?" - le pregunta Santo Tomás.

"Ronald. Ronald McDonald" - responde con la boca todavía llena.

"¿Y de qué escuela eres tú? ¿Existencialista acaso? Lo dudo. ¿Qué eres?" - interroga impertinente Heidegger.

"Yooo...yo soy...Yo soy sagitario. ¡Ah! Y de los Cowboys de Dallas". - masculla avergonzado Ronald.

"¡Es increíble! Como dijo Séneca: la naturaleza nos ha dado las semillas del conocimiento, no el conocimiento mismo. Y a este imbécil se le cayeron las semillas por el váter". - sentencia Nietzsche.

"¡Eh, eh! A mí no se me han caído ningunas semillas. Me las he comido con el pan de la anterior hamburguesa" - se excusa Ronald.

"¡Vámonos de aquí, por favor! ¡No aguanto más! ¡No pienso volver el próximo año!" - dicen a la vez Hegel y Heidegger.

"Pues vosotros os lo perdéis" - contraponen Santo Tomás, Spinoza y Hume.

"La imbecilidad supina del tal Ronald McDonald bien vale un viaje hasta aquí" - añaden Nietzsche y Rousseau.

Y se despiden todos hasta el próximo encuentro.

No hay comentarios. Comentar. Más...

estornudo

eyaculación del resfriado. Afortunadamente de orgasmo breve que impide ver la ridícula cara que se pone.

No hay comentarios. Comentar. Más...

política

noble arte de la gestión de los asuntos públicos convertido en sucio manejo de intereses privados y partidistas, llevado por ladrones, mentirosos y mediocres.


FC Barcelona - Real Madrid. 5-0 (Camp Nou, 29 de noviembre)

Baño de realidad. El desconocimiento de su oficio de los laterales del Madrid y el juego de toque y preciso del Barça funden al equipo blanco.

Partido cuesta abajo del equipo local. Todo lo que les pudo salir bien les salió de maravilla y aquello que pudo salirles mal les salió igualmente bien.

Los dos primeros goles son responsabilidad de Marcelo, que no cierra como es debido y le inhabilita para jugar en el Madrid. Nada que no se supiese, pero que últimamente había quedado disimulado por sus espumosas actuaciones, más efectistas que efectivas.

El tercer y cuarto goles son obra de la extraordinaria calidad de Messi y de la defensa adelantada del Madrid. 

El quinto resume la patética defensa del Madrid: pérdida de balón en campo contrario, fuera de juego mal tirado, centrales que no muerden y Sergio Ramos que se deja robar la cartera.

Los errores de Ramos en los Barça - Madrid son recurrentes. No hay clásico en el que no se desnude su fragilidad defensiva en el lateral derecho, se nula lectura de los partidos debido a un C.I. cercano al de un mandril, la intrascendencia en el ataque de su equipo y sus malas formas con la autoexpulsión. Un jugador sobrevalorado que jamás debió durar más de una temporada en el Madrid. 

¿Qué ocurrió entre tanto? Mucho juego preciosista y demagógico del Barcelona, que será vendido como una exhibición del mejor equipo de la actualidad al mando de un magistral Xavi Hernández (¡Por favor, que le otorguen el Balón de Oro!) y un equipo, el visitante, que no compareció.

El termómetro del Madrid es sin lugar a dudas Xabi Alonso. Si aparece es buena señal: si está iluminado el Madrid carbura, si no se atasca. Si no aparece, el Madrid sufre y pierde. No miren al marcador, fíjense en Xabi Alonso, éste les dirá cuál ha sido el resultado.

¿Y ahora qué? Ahora una semana de sufrimiento. El 5-0 es muy, muy doloroso. Hay una diferencia sideral entre el 4-0 y el 5-0. El fútbol tiene estas cosas, estos pequeños matices que lo hacen tan curioso como apasionante. Aunque el resultado haya sido demasiado abultado, puesto que la eficacia del Barça en este partido ha sido elevadísima, el 5-0 es un símbolo, uno de esos resultados que no se olvidan. Por eso es aún más imperdonable el fallo de Sergio Ramos en el minuto 90 dejando a Jeffren marcar a placer. Esperemos que le sancionen duramente por su estúpido manotazo a Puyol, el Madrid vivirá más tranquilo sin su presuntuosa e inoperante presencia.

Sólo queda esperar el partido de vuelta y vengarse con una goleada igual o mayor. A pesar de la imagen ofrecida esta noche, el Madrid puede endosarle una goleada al Barcelona. Es un equipo fuerte, joven y ambicioso, que hoy ha sido superado claramente, pero que se recuperará rápidamente y afilará los dientes en el partido de vuelta esperando oler la sangre del rival. ¡Lástima que queden tantas jornadas para esa revancha!

No hay comentarios. Comentar. Más...

derrota

estruendoso peta-zeta que azota inmisericorde tu conciencia y te llena de hiel el cuerpo en espera de revancha.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El descendimiento (R. Van der Weyden, 1436)

20101130233613-el-descendimiento.jpg

Es una pintura religiosa sobre madera que se puede disfrutar en el museo de El Prado, ya que el cuadro fue adquirido por Felipe II tras pasar sus primeros años en una iglesia de Lovaina. 

Resulta curioso ver cómo algo que hizo ese rey español hace tantísimos años ha llegado hasta nuestros días. De igual modo podemos hablar del majestuoso monasterio de El Escorial, erigido para conmemorar la victoria en la batalla de San Quintín. Por eso la Historia resulta tan interesante: conecta hechos, personas, lugares y cosas mediante una interminable e intrincada sucesión de acontecimientos y casualidades fascinantes, muchas de las cuales podemos admirar en la actualidad.

El cuadro muestra nítidamente los sentimientos de los personajes que lo componen. Destila tristeza, pesadumbre y dolor en todos ellos. La Virgen María recién desmayada y apenas sujetada por un hierático Juan, con los ojos cerrados intentando no ver lo inevitable, transmite una languidez pétrea. María Magdalena recostada y con la cabeza hacia abajo, doblando su cuerpo por el latigazo infligido por la muerte recién acontecida, contiene el dolor. José de Arimatea con la mirada perdida y aire de triste solemnidad sujetando las piernas de Jesucristo, que permanece con el cuerpo inerte y el color cerúleo de los muertos.

Ver y escrutar hasta el último detalle de esta pintura es una experiencia emocionante, tanto como puede ser deleitarse con el El triunfo de la muerte de Brueghel o El jardín de las delicias de El Bosco. ¡Qué bien pintaban estos maestros flamencos! Y qué bien tenerlos tan cerca en el museo de El Prado.


mentira

trasunto de la verdad, más amable que ésta última y menos comprometedora. Los hipócritas la practican y la denigran a partes iguales. Los imbéciles ni se dan cuenta de las suyas. Y los demás...allá ellos.

No hay comentarios. Comentar. Más...



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next