20131024224457-rosa-jerico.jpg

Esta curiosa planta tiene la capacidad de permanecer seca y hecha un gurruño, como si estuviese muerta, durante años y años. Sin embargo, a la que percibe algo de humedad, sus pequeñas raíces prenden, vuelve a germinar y las hojas se despliegan con increíble rapidez. Cuando la humedad cesa, vuelve a hacerse un ovillo. Y así una y otra vez. Entre “vida” y “vida” se dedica a viajar empujada por el viento, puesto que al secarse sus pequeñas raíces se desprenden fácilmente del suelo.
 
Envidio a esta walking dead vegetal. Cuando hay sequía, entiéndase hartazgo, aburrimiento o, simplemente, “hastaloscojonismo”, te haces un ovillo y te piras. Como aparentemente estás muerto, nadie te toca las narices. Y a la que notas algo de humedad, entiéndase excitación, diversión o pasión, te levantas de nuevo y a disfrutar.