rotonda de los peces: sardina, tú “p’allí”; salmón, tú “p’allá”. Algunos forman extraordinarios deltas, otros sugerentes alfombras de médanos, mas todos ellos viven el tumulto de lo fronterizo, un lugar agitado y peligroso.