espesa niebla de amargo recuerdo, que se comporta como una brasa: arde violentamente cuando se azuza y crepita latente en la calma.