topping que se echa a todos los frutos de la huerta para que no se pierda ni una sola unidad de la producción total. Cada manzana, melocotón o calabacín que se salva se cobra la vida de un espermatozoide como contrapartida. Afortunadamente, tenemos los huevos llenos de espermatozoides, así que ¿qué es uno, diez, cien o mil espermatozoides menos? Por ahora la biología gana la batalla a la química.