cuando de tanto follar entre la monarquía salen reyes subnormales. Cuando de tanto medrar entre los políticos salen ministros corruptos. Cuando de tanto pelotear entre los jefes salen directivos imbéciles.