hipérbole de la verdad de la que huyen mentirosos, cobardes y jefes.