antídoto del gin tonic y otros etílicos amiguetes. Te ofrece los sanadores cuidados de una madre, pero sin sus cansinos reproches que tanto joden de resaca.