noble arte de la gestión de los asuntos públicos convertido en sucio manejo de intereses privados y partidistas, llevado por ladrones, mentirosos y mediocres.