triste morcilla líquida, sin arroz ni cebolla, de color rojo en humanos y azul en pitufos. Se derrama demasiado y casi nunca de quien lo merece.