Facebook Twitter Google +1     Admin

Intersecciones

Playa

Donde el mar besa a la tierra cadenciosa e incesantemente,

parpadeando olas que dejan cercos de salitre de los confines

dibujando sueños de océanos reales e imaginarios.

Las alcahuetas mareas mecen vaivenes

en un diálogo constante que abraza tanta belleza

que el mar no puede dejar de vertir sus onduladas lágrimas

sobre la yerma y ávida tierra,

cuya quietud no es timidez, sino estupefacta emoción:

la pasión silenciosa de las inconfesables entrañas tectónicas que discurren por debajo.

 

Alma

Existe, pero es mortal,

como el individuo que la alberga.

Vive, si acaso, hasta que éste muere.

Hasta entonces es la confluencia del amor y el dolor,

que negocian, pugnan y ceden

en aras de un inestable equilibrio,

una tregua en permanente revisión.

Es escurridiza. A veces se aloja en el pecho,

otras en el hígado y las más simplemente no se sabe.

 

Alma y playa

Cuando la belleza no sólo se ve, sino que también se siente.

El borboteo de la playa es el alma paseando por su orilla,

chapoteando anhelos, congojas;

dejando huellas inmediatamente borradas

para que no la descubran.


Del miedo y otras certezas ineludibles

Amanece, a veces.  

Otras, la noche coge de las solapas al día

y lo esconde bajo su manto.

Entonces, los miedos acechan.

 

Porque el miedo es una industria externalizada.

Subcontrata medios y miedos ajenos:

miedos gregarios, miedos promiscuos, miedos a tiempo parcial,                                

miedos fatuos, miedos cobardes y hasta miedos reales.

 

¿Quién no siente miedo o, peor, su enfático plural?

Únicamente los imbéciles, los orates y las hormigas viven ajenos a él.                      

¿No sentía miedo Raymond Carver cuando escribía sus cuentos?                              

¿No sentía miedo Ludwig Meidner cuando pintaba sus paisajes apocalípticos?            

¡Claro que sí! ¡Sin duda! Pero seguían escribiendo y pintando                              

precisamente para aplacar su miedo a la desolación. 

 

El miedo es ante todo un tirano y un gran vanidoso.

Necesita atención constante, sumisión absoluta.

No se le combate retirándole la mirada.

Adora esa sensación de superioridad.  

 

Se afronta mirándole directamente a sus ojos ciegos de ira,                                    

atravesando sus pupilas, sus glóbulos oculares;     

ciscándose en sus cavidades y en su untuoso cerebro                                              

con condescendiente valentía, como diciéndole suave y torvamente:                          

sé que estás ahí, no puedo hacer nada para evitarlo.                                                

Pero yo también voy a seguir aquí y no vas a poder evitarlo.

No hay comentarios. Comentar. Más...



Bitter Kas

Naces, creces, colegio, te tocas, bebes, follas, trabajas, hijos, lees, sigues trabajando como un gilipollas, te jubilas, nietos, CAP, Bitter Kas y muerte.

Teta, Molico, leche, Cola Cao, Mirinda, zumos, Coca Cola, cerveza, vino, gintonic, coñac, moscatel, agua, chinchón, Bitter Kas y muerte.

¿Por qué he empezado a beber Bitter Kas tan pronto? ¿Esnobismo, viejunez, mal gusto? 

¡Ni de puta coña! Bebo Bitter Kas porque sabe exactamente a la vida.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Alepo

ciudad de informativos, como lo fueron antes Beirut o Sarajevo. ¿Cuál será la siguiente? 


Niño con móvil en sala de espera

Ayer, en la sala de espera del dentista, perdón, clínica odontológica, como se llama en estos tiempos rimbombantes, entró un niño de unos 10 años con su madre. ¿O sería su abuela? Yo ya no sé distinguir el rango: entre que las abuelas se encargan de los nietos mucho más de lo que debieran porque los padres trabajan mucho más de lo que quisieran y que las mujeres cada vez tienen a sus hijos más tarde, yo no me atrevo nunca a decirle a un niño "¡chaval, dile a tu madre que te eduque o te meto una hostia!" Me apenaría sonrojar a una abuela por la negligencia de su hija educando hijos.

Volviendo al niño de los cojones, se sentó en una de las sillas y rápidamente su madre (o abuela) lo anestesió dándole un móvil. Espero que el de ella, aunque no puedo asegurarlo. Actualmente, muchos padres imbéciles compran a sus hijos (en sentido literal y, lo que es peor, también en sentido figurado) un estupendo smartphone para el que en absoluto son lo suficientemente maduros. En fin, allá ellos. Padres imbéciles crían a hijos imbéciles, que serán adultos imbéciles, que tendrán sus propios hijos imbéciles, que...En fin, lo de siempre: la imbecilidad es el más resistente de los genes.                                                                                    
Otra vez se me ha vuelto a escapar el niño. Vuelvo a centrame en él observándolo ahí sentado, con la cabeza como descoyuntada apoyada sobre el pecho, la mirada fija en el móvil que relincha un soniquete insoportable de juego absurdo y el dedo índice de su mano derecha golpeando la pantalla repetidamente minuto tras minuto. Parecía un autómata, ni rastro de emoción alguna en su rostro, sólo su repiqueteante dedo golpeando el mismo lugar de la pantalla del móvil una y otra vez. A la madre (o abuela) se le veía muy ufana de tener al lado a un hijo (o nieto) con las mismas capacidades que el gato dorado de un chino. Así estuvo ese pequeño imbécil hasta que llamaron a mi hijo. Estuve tentado de dejarlo entrar solo en la consulta del dentista para continuar con el espectáculo del niño alienado, pero mi hijo me levantó con su mirada.

No hay comentarios. Comentar. Más...

micropene

hombre que cuando paga con un billete y el dependiente le pregunta "¿tienes algo más pequeño?" se pone tenso.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Brexit

cartelito que señala la salida de emergencia del gran centro comercial europeo. El 23 de junio se abrirán las puertas: si deciden salir más que los que prefieren permanecer dentro, el centro comercial acabará cerrando. Sería una pena, tras tantos años de compras, paseos y ocio en común.

Circular en sentido contrario es temerario; hacerlo fuera de la carretera es de locos.

No hay comentarios. Comentar. Más...

refugiado

exiliado varado en alguna frontera. Ni siquiera puede seguir siendo un nómada contra su voluntad. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

memoria histórica

recuerdos sepultados por médanos de rencor, remordimiento y revancha. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

mediocridad

cualidad exclusiva del ser humano. Ningún otro animal la padece. La posee un porcentaje superior al 99% de la población, si bien menos del 1% la asume. Tampoco se reconoce jamás que es deseada alrededor: nada mejor que otro mediocre al lado para que no se te vea el plumero. Diferentes organizaciones (partidos políticos, empresas, universidades…) se llenan la boca hablando de la “búsqueda de la excelencia” como objetivo primordial. ¡Falso! Se busca, fomenta y potencia la mediocridad; salvo honrosas excepciones que dependen exclusivamente de actitudes individuales. Como sociedad somos cada vez más mediocres. Sólo a nivel individual es posible salir de la mediocridad reinante. 

No hay comentarios. Comentar. Más...



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next