árbol que deja caer sus hojas al atardecer, cuando el sol veraniego se ha ocultado y la fría noche invernal anuncia su llegada a través de una húmeda brisa. El otoño es apenas un instante, un parpadeo de tres meses lleno de melancolía.