antiguo polo norte cuyo tradicional hielo se ha convertido en cremoso helado que chorrea gotas por la corteza terrestre manchándola de culpa e ignominia. Si volviese a recuperar su estado normal, la forma del polo norte sería la de un Frigodedo, pero en lugar del dedo índice nos mostraría el dedo corazón.