amiga pija y casquivana de la cereza cuya carnosidad y brillante color encarnado invitan a pecar mucho más que la mojigata cereza morada de rubor.