adverbio casi afirmativo que suele ocultar una negativa, un fracaso o una derrota. Incluso fonéticamente parece acercarse a un sí, cuando en realidad no es más que el inicio de una patética excusa: casi ganamos, casi apruebo, casi me la ligo…