Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2013.

dentista

ex interrogador de la CIA que en lugar de información pide un dineral para no seguir infligiendo dolor con su terrorífico instrumental.

No hay comentarios. Comentar. Más...

paralelepípedo

palabro pedante y cacofónico, odiado por escolares y tartamudos. Me hubiese gustado ver el éxito del cubo de Rubik si hubiese sido comercializado con el nombre de paralelepípedo de Rubik: “Mamá, ¿me compras el paralelepípedo de Rubik?” “¿Que te compre qué?” “El paralelepípedo de Rubik, mamá.” “¡Zasca! (galleta a mano abierta) Niño, tú eres tonto.”

No hay comentarios. Comentar. Más...



inmigrante

persona que sin saber nadar cruza mares, sin tener contrato va a trabajar y sin ninguna esperanza la busca como última excusa para seguir viviendo. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

El stlánik

20131105233844-stlanik.jpg

El stlánik, pariente del cedro siberiano, es un curioso árbol que anticipa el tiempo como ningún meteorólogo es capaz de predecir. Sus dotes adivinatorias le permiten recostar sus ramas y tumbarse sobre el terreno uno o dos días antes de la llegada del crudo invierno. Asimismo, sus ramas se desperezan y el árbol se yergue cuando la primavera está a punto de irrumpir entre las heladas laderas del Norte.
 
Jamás se equivoca. No atiende a fríos pasajeros para acurrucarse o a engañosos aumentos de temperatura para despertarse. Sólo reacciona cuando el implacable invierno siberiano se dispone a azotar con su gélido látigo aquellas inhóspitas tierras o cuando la ansiada primavera va a revivir la región con sus bondadosos rayos de sol.
 
Este árbol era muy querido por los habitantes expulsados del “continente” en la Rusia estalinista, ya que además de avisarles sobre el cambio inminente de estación, con los temores o esperanzas que conllevaba, les ofrecía su pródiga leña para calentar sus macilentos cuerpos.

No hay comentarios. Comentar. Más...

bistec

fascículo de carne que se adquiere semanalmente en el mercado. De pequeño no suele gustar y de mayor sabe a muy poco. La industria cárnica ha hecho mucho por nuestros pequeños al ofrecerlo lleno de clembuterol y evitar así que se hagan esas bolas intragables de carne seca que éramos capaces de moldear hace años. Hoy día los bistecs no se fríen, se cuecen en su propio jugo químico. Una maravilla: te ahorras el aceite y cuidas tu línea al comer la mitad de lo que has comprado. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

caligrafía

Arial 12, Times New Roman 11, Courier New 10…


progreso

todo aquello que hace a las personas más dependientes de cualquier necesidad no primaria.

No hay comentarios. Comentar. Más...

¡Hasta pronto!

Así me despidieron hace unos días en la tienda que compro la leche. Entré y me dirigí, como siempre, a la nevera de la leche fresca. Cogí tres botellas y fui a la caja. Pagué, la dependienta me devolvió el cambio y dijo: ¡hasta pronto! Le respondí y salí encantado, diría que hasta conmovido. ¡Qué bien sienta la buena educación! Porque no se trató de una consigna del comercio o de una técnica impostada, sino de simple buena educación.
 
Llevo meses comprando la leche en esa tienda dos o tres veces por semana, así que obviamente me conocen. Soy un cliente contenido, bastante lacónico. No entablo conversación más allá de la gentileza mínima en el trato. Por lo que no fue una especial deferencia hacia un cliente habitual al que conocen. Simplemente fue una agradable muestra de buena educación.
 
Me alegró esa cálida despedida, pero en seguida pensé que era sintomático que algo tan simple como un ¡hasta pronto! me hubiese sorprendido tan gratamente. La realidad no se cansa de revelar día a día la falta de buena educación imperante: nadie pide perdón o siquiera permiso en el metro para salir o entrar; pocos compañeros dan los buenos días al llegar a la oficina y aún menos son los que responden al saludo; todo el mundo se siente legitimado para interrumpirte groseramente a cada instante…
 
En definitiva, la buena educación no está de moda. Somos tan modernos, hemos llegado a un nivel tal de desarrollo que podemos perfectamente prescindir de la buena educación. Preveo un futuro sin buena educación, ni tampoco especialmente mala. Un futuro aséptico en las relaciones humanas: distante, frío e insensible. Un futuro en el que la prostitución no se centrará únicamente en el sexo, sino también en la amistad. La gente pagará por sentirse bien tratada y por disfrutar del aprecio de otra persona, aunque sólo sea durante un ratito. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

pesticida

topping que se echa a todos los frutos de la huerta para que no se pierda ni una sola unidad de la producción total. Cada manzana, melocotón o calabacín que se salva se cobra la vida de un espermatozoide como contrapartida. Afortunadamente, tenemos los huevos llenos de espermatozoides, así que ¿qué es uno, diez, cien o mil espermatozoides menos? Por ahora la biología gana la batalla a la química. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

vegano

persona con el aparato digestivo invertido: tiene el gusto en el ano y excreta estupideces sobre dietas alimenticias por la boca. 

No hay comentarios. Comentar. Más...



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next