Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2012.

JJOO

el mayor acontecimiento universal en el que se exhiben extraordinarios deportistas, orgullos nacionales, vanidades empresariales y algunos tramposos de mierda. Nos regala momentos inolvidables, por épicos o por crueles, pero de una emocionante belleza. Durante 16 días se libran batallas incruentas de las que salen héroes victoriosos, honrosos segundones y villanos derrotados. Aunque hasta que no se incluya al rugby, el deporte que mejor simboliza el espíritu olímpico, la fiesta no será completa. 


Bocados de felicidad

                    I

La tormenta perfecta en un libro:

un agitado mar de ideas ordenado en olas de frases,

que impactan cortantes en la cara refrescando el pensamiento

y salando la conciencia, esa estricta gobernanta de la moral. 

Gotas de lluvia y de mar entremezcladas, travestidas:

lectura y reflexión unidos, autor y lector fundidos. 

Éxtasis.

                   II

Orgullo paternal percibido en frecuencia única:

gesto reconocido en el espejo filial, semilla que prendió mejorada;

sonrisa franca, abrazo verdadero, caricia inesperada, beso porque sí;

ojos encharcados, nudo en el alma, orgullo inconmensurable.

Admiración. 

                    III

La santísima trinidad: paisaje, soledad y silencio.

Horizonte lejano difuminado por la luz brumosa del atardecer;

quietud acunada por el estruendoso silencio de la intimidad

bajo cuadros sin enmarcar de inmensas arboledas sibilantes.

Sosiego. 

                    IV

Pellizcos inesperados de sensibilidad:

arrebatos súbitos de embriagadora e incontenible euforia,

recuerdos melancólicos convertidos en fugaces instantes de alegría,

olores evocadores que buscan en algún lugar de la memoria aquella otra vez,

hallazgos inesperados de la memoria más profunda y lejana,

estado dulce e irreal de duermevela que sumerge a la imaginación dentro del sueño.

Emoción. 

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Papa

CEO de Catholic Industries Inc. Viste de blanco para disimular sus pensamientos oscuros. Su consejo de administración cardenalicio viste, no obstante, más acorde a la filosofía de la empresa: púrpura y negro. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

conciencia

vocecilla interior repelente y chillona que te impide actuar según te sale de los cojones. Absolutamente castrante en lo individual, pero imprescindible en lo colectivo. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

resentimiento

sedimento que permanece tras la ofensa. Apoyado en la memoria configura el rencor, ese gran enemigo de cualquier tipo de relación. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Impresión. Sol naciente (Claude Monet, 1872)

20120827135201-impresion.-sol-naciente.jpg

Magnífico óleo impresionista que muestra la luz del alba penetrando a través de la niebla matutina del puerto. Extraordinaria representación únicamente pintada con distintas tonalidades grises y naranjas. Es la visión que uno tendría al abrir una ventana que da al puerto al amanecer. Apoyado en el alféizar, todavía soñoliento y con la mirada turbia del sueño recién abandonado, ésta es la imagen que uno percibiría: una borrosa visión y una deliciosa sensación a la vez.

Un crítico de la época, Louis Leroy, dijo de esta obra lo siguiente: "Impresión. Sol naciente. ¡'Una impresión', desde luego! Debe haber alguna impresión ahí. ¡Y qué libertad, qué audacia en la ejecución! El papel pintado más grosero tiene una composición más cuidadosa que ese mar de pintura." En fin...como dijo un escritor ruso hace muchos años, la crítica no es más que un grupo de gente tonta juzgando el trabajo de personas inteligentes. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

talco

magnesia para el culo que se utilizaba prolíjamente hace años para el cuidado e higiene de los bebés como si fuésemos pequeños gimnastas de la URSS. Siempre me pareció una guarrada. Afortunadamente, en la actualidad los pediatras desaconsejan su uso. No sé si por cuestiones médicas o por traumas de la infancia. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

verdura

parte de la familia alimenticia que te cae peor por sosos y cenizos. Aquellos con los que jamás te apetece ir a cenar. Su única conversación versa sobre el tiempo y la cantidad de lluvia necesaria. Vamos, un puto coñazo los Greengrocer de los cojones; no como los Bacon, que son unos cachondos. 




Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next