reencarnación del animal de granja en su vida más plena y generosa, predicando los pecados de la carne en primera persona.