sueño húmedo mixto de Jean Baptiste de Grenouille y un alergólogo, donde las fragancias más exquisitas se entremezclan con los aromas más insoportablemente intensos. Muchas viejas se adentran en la oscuridad de la noche en estos comercios para dormir y embadurnarse con sus perfumes. Y durante el día las sufrimos el resto de mortales y sus pobres chuchos.