[del pijo clásico “ya te vale, Borjamari”] embarcación de recreo que pasea a aristócratas, nuevos ricos y fulanas vip enfundados en enormes gafas de sol y minúsculos pareos. Suelen bautizarlos con nombres de mujer pintados con letras chillonas: de la reina, si se trata de un aristócrata; de la mujer, si se trata de un nuevo rico reciente; o de la fulana vip, si se trata de un nuevo rico divorciado.