granizado de vacaciones sorbido con extática calma contemplando al horizonte empujar a la marea, que va y viene recordándote que tan pronto llega el verano como se va.