arpa doble de musicalidad asesina y armonía pegajosa. Se alaba exageradamente el ingenio de la araña; mas dos manos humanas son capaces de tejer los más bellos tapices de los que, además, no se escapa ni un solo ácaro por microscópico que sea. Por no hablar de los ocho tentáculos del pulpo que…con pimentón y sal gruesa están de vicio.