hay diferentes categorías según su origen y condición: el maleducado con rango, el mediocre con gorra, el tirano de cuna. En todos los casos, se trata de un hijo de puta.