¡Por fin se ha descubierto cómo atrapar a las sombras! Y como acostumbra a suceder, ha sido por absoluta casualidad. Durante la proyección en una sala de cine de una película de animación, los espectadores quedaron atónitos al ver cómo dos sombras que deambulaban entre las butacas se acercaron a la pantalla y quedaron pegadas de repente a los dibujos animados, cada una a un personaje, y continuaron moviéndose adheridas a estos intentando escapar infructuosamente hasta el final de la película.

La noticia se propagó con rapidez entre el júbilo de todos los cuerpos. Hasta aquellos sin sombra que viven condenados a la espera de su inminente final mostraron su alegría. Las calles han amanecido con multitud de personas, que se han lanzado a ellas sin el miedo de las últimas semanas, disfrazadas de distintos personajes de dibujos animados. Se han vitoreado los nombres de muchos de ellos. La gente grita eufórica "¡Mazinger! ¡Homer! ¡Tom! ¡Jerry! ¡Bob Esponja! ¡Kenny! ¡Naranjito!"

Las autoridades han requisado todos los proyectores de los cines y se han hecho con miles de copias de películas de animación. Incluso se han recuperado de filmotecas y colecciones privadas cortometrajes experimentales de animación. Todo para conseguir el mayor arsenal posible de dibujos animados contra las sombras.

El plan gubernamental se está ejecutando a gran escala, encendiendo por sorpresa los proyectores sobre las sombras, atrapándolas ipso facto. Éstas se retuercen pugnando por huir de sus pegajosos y animados captores. La estampa resultante es realmente curiosa: un dibujo animado actuando conforme a la película con una sombra superpuesta que no obedece en absoluto a sus animados movimientos.

Si bien el método parece infalible, es bastante costoso, ya que cada personaje animado únicamente puede atrapar a una sombra y, además, debe permanecer 50 horas - algo más de dos días - pegado a ella hasta que la sombra muere con un fugaz destello, que más parece un corte de la película que el último suspiro de la sombra. Por consiguiente, la filmación debe mantenerse al menos durante 50 horas; por lo que las ciudades están permanentemente iluminadas en una especie de gran y caótico festival de cine de animación. 

El suministro eléctrico, pues, es de vital importancia, ya que cualquier corte interrumpiría el plan de cacería establecido y liberaría a las sombras que estuviesen atrapadas en ese momento. Se ha redoblado la seguridad en las centrales eléctricas y se han dado órdenes específicas a los ciudadanos para que reduzcan el consumo particular al mínimo. 

Las sombras por el momento parecen desconcertadas. El ritmo de captura no ha bajado desde la puesta en marcha del "plan animado". ¿Acaso no tienen respuesta? ¿No aprenden tan rápido como se creía? ¿Habrá sido Moonlight una de las sombras capturadas y eliminadas?