¡Por fin se sabe algo de las sombras! ¡Y es una información muy valiosa! ¡Las sombras también mueren! ¿Cómo se ha sabido? Gracias a un cuerpo sin sombra capturado que consiguió escapar de su cautiverio. Éste ha contado cómo lo usaban de cuerpo-batería. Según parece, las sombras necesitan estar en contacto con un cuerpo de vez en cuando para sobrevivir. No se sabe exactamente el tiempo que pueden estar sin “cargar”. Las estimaciones realizadas en base al testimonio del cuerpo sin sombra establecen el tiempo de supervivencia en dos días. El cuerpo ha contado que cada sombra permanecía junto a él una hora y que el ciclo se repetía cada dos días, siempre en el mismo orden.

El cuerpo secuestrado estaba atado boca arriba junto a centenares de otros cuerpos sin sombra y siempre tenía una sombra “cargándose”. Le suministraban suero para mantenerlo con vida y estaba sondado para evitar ser movido. Muchos cuerpos se llagaban; entonces, eran rápidamente reemplazados.

Aprovechó un traslado para escapar, de lo que se deduce que existe más de un centro de carga de sombras. Por este motivo no se puede cuantificar cuantos cuerpos sin sombra han sido capturados. No obstante, sí se sabe que la gran mayoría de estos cuerpos sin sombra son captados o, incluso, secuestrados en los campos de internamiento. Al no durar con vida más de 30 días un cuerpo sin sombra, la rotación es elevadísima, ya que las necesidades de las sombras son cada vez mayores al ir aumentando su número.

En cualquier caso, es la primera buena noticia recibida desde el estallido de la rebelión de las sombras. Ellas también pueden morir y sabemos cómo matarlas. El problema ahora es atraparlas. ¿Cómo se atrapa una sombra para aislarla el tiempo suficiente hasta que muera? Se está reclutando a cuerpos sin sombra de forma voluntaria para que se ofrezcan como cuerpos-batería y puedan obtener mayor información. El riesgo es elevadísimo, ya que saben que les será casi imposible escapar, pero les da igual a estos valientes sacrificados, pues se saben condenados. ¿Podrá volver alguno de ellos y aportar más información de las sombras?

Entre tanto, las sombras han iniciado una campaña de exaltación de su líder, Moonlight, al más puro estilo totalitario, enviando mensajes a través de los ecos loando sus capacidades y dotes de mando, y mostrando su nombre sobre cualquier superficie sobre la que se puedan proyectar.

La esperanza ha renacido entre los cuerpos, pero el comportamiento cada vez más agresivo de las sombras hace difícil que esta esperanza cuaje. ¿Podremos resistir al acoso de las sombras? ¿Hasta cuándo? ¡Quién sabe!