antonimia sinérgica del lenguaje, que muestra la riqueza ilimitada de éste como herramienta de comunicación.