precipicio sin final, que ni siquiera posee horizonte.