caballerete vestido de afeminado juglar que, acompañado de una insoportable pandereta y un impostado buen carácter, jode bodas y demás celebraciones entre manidas bromitas a los asistentes y ridículas lisonjas a las mujeres, para acabar recaudando dinero con un par.