"calientabocas" que te abre el apetito, pero no te sacia. Apenas se insinúa y desaparece sin dejar rastro. Un poquito más puta que la ración, aunque más barata.