comodín de la ignorancia. Amigo invisible de indulgencia ilimitada y consuelo fácil.