20101019152654-michael-palin.jpg

Cómico inglés polifacético: guionista, actor, presentador de televisión y, sobre todo, miembro del mejor grupo de cómicos de la historia, los Monty Python.

Las películas del grupo, especialmente La vida de Brian y Los caballeros de la mesa cuadrada, hay alguna otra mediocre, son monumentos al humor surrealista

También ha participado en otras películas como Brazil, infumable “modernez” del americano del grupo, Terry Gilliam; y Un pez llamado Wanda, junto al otro grande del grupo, John Cleese.

Ha participado en innumerables shows televisivos, ha escrito libros y ha recibido infinidad de premios y reconocimientos a su carrera.

Pero por encima de todo ello, que es una barbaridad, envidio su faceta como presentador de documentales de viajes producidos por la BBC, en los que él es la absoluta figura como protagonista de los viajes, narrador y animador.

No sé cómo lo consiguió en realidad, aunque me imagino una escena parecida a la siguiente:

-          Hola señor productor de la BBC.

-          ¡Hola Michael! ¡Qué gran honor! ¿Qué te trae por aquí?

-          Pues mire, que he pensado que podría hacer un serie de reportajes basados en “La vuelta al mundo en 80 días”. Necesitaría un cámara, un pequeño equipo de producción y, obviamente, la tarjeta de presentación de la BBC, que sin duda abre muchas puertas. Yo pondría todo lo demás: talento, guión, presentación y post-producción. ¿Qué le parece? Requiere una inversión muy baja y le garantizo una calidad e interés excelentes.

-          Vaya, Michael. ¡Qué buena idea! Toma esta tarjeta de crédito con un saldo de 10.000 libras para los gastos de preparación iniciales y llámame para cualquier otra cosa que necesites. En una semana tendrás tu equipo y el presupuesto suficiente. ¿Cuándo te pones en marcha?

-          La semana que viene, señor. Muchas gracias. No se arrepentirá.

(Al cerrar la puerta del despacho Michael Palin tras despedirse, el productor debió pensar: menudo jeta es este tío, pero ¡coño! igual funciona y a un coste my bajo)

El caso es que la cosa debió funcionar porque después vinieron otros muchos documentales: Europa y África, de polo a polo, donde sale en pelotas cubierto de barro en un baño turco haciendo coña sobre lo difícil que es limpiarse totalmente el culo del pringoso lodo; Pacífico de norte a sur, que tardó casi un año en rodar el muy cabrón, recorriendo todos los países que baña el Pacífico de América (del norte y del sur), Asia y Oceanía, y donde quedó en Tokio con una fan suya de la época de los Monty Python que era tan ridícula como graciosa; el Sahara con Michael Palin, que desafortunadamente debió interrumpir; el Himalaya con Michael Palin, donde hace noche en una cabaña de pastores a “chorromil” metros de altura en la que intenta entenderse con ellos y resulta descojonante; la nueva Europa de Michael Palin, en el que visita los países del centro y el este de Europa y llega a lugares tan curiosos como Transniestria; y alguna otra serie documental de menor entidad, pero igualmente genial.

NOTA: Este formato debe “chanar” porque Stephen Fry, otro gran cómico inglés, se ha apuntado al carro recientemente rodando una serie documental de viajes por EEUU. Mi más sincera enhorabuena, también.